Gracias

Inicio Foros Gracias

#30601
plantillamaster
Superadministrador

Gracias Ylenia por contestarme.
Si, eso pienso yo, que es un síntoma de ansiedad. Preguntaba porque yo también llevo poco con esta “supuesta” ansiedad apenas 2 meses.
Todo empezó al principio de verano, cuando estuve a punto de perder a mi padre de forma accidental, afortunada y felizmente, quedó en un GRAN susto, pero fue en aquella situación cuando tuve mi primera crisis de ansiedad (palidez, hiperventilar, hormigueo en manos, debilidad, mareo, frío y nauseas). Aquella situación pasó y parecía que había pasado todo, cuando al mes volví a tener nuevas crisis de ansiedad y síntomas varios a diario. (Taquicardia, palpitaciones, estrasístoles, nauseas, diarrea, gases, distensión abdominal, borborismos, reflujo, falta de apetito, ahora gula, vibraciones internas, hormigueos, sofocos, frío, presión en pecho, boca del estómago, garganta, mandíbula, hombros, cervicales, oídos, sensación de falta de aire, debilidad e inestabilidad, sensación de no controlar la deglución, insomnio, mareos no rotatorios, sobresaltos, hiperselectividad acústica, dolores musculares, irritabilidad, impaciencia, ganas de llorar, micción frecuente, sed, como si tuviera algo en la garganta…. y ahora la sensación esa rara de “parálisis” y/o descontrol )

He ido dos veces a urgencias, me han hecho electros y analítica completa, con estudio de tiroides incluido, y ha salido todo bien. Me han mandado al cardiólogo por lo de las taquicardias y estransístoles (porque lo pedí yo)
Lo más frustrante de todo esto es que, a pesar de que los médicos dicen que no tiene importancia, tampoco ninguno me ha dicho que lo que tengo es ansiedad, lo que me hace dar más vueltas a la cabeza y pensar ¿necesitaré más pruebas?, “hay cosas que no salen en un análisis”…ect.

También es muy frustrante que, desde la primera vez que escribí hasta ahora, afortunadamente las cosas han cambiado mucho y me encuentro muchísimo mejor, mis síntomas se ha ido reduciendo, son menos frecuentes y menos intensos, pero no pasa día en que no note alguno, y cuando parece que un síntoma ya no lo tienes, aparece otro nuevo, y venga, a darle de nuevo al coco… y claro, intento distraerme, pero me resulta muy difícil que ninguna actividad me abstraiga totalmente y deje de pensar. El estar de vacaciones y no tener nada que hacer tampoco ayuda.