Una historia calcada a las nuestras

Inicio Foros Una historia calcada a las nuestras

#24985
plantillamaster
Superadministrador

Tambien yo siento que por culpa de la ansiedad he perdido momentos de mi vida que no volverán a repetirse…pero no te «atormentes» por ello, sino es por la ansiedad seguramente sería por otra cosa.

He leído tu historia y es muy similar a la mía y seguramente a la de cualquiera de nosotros. Yo tomo Esertia, y antes tomé Prisdal. La medicación siempre me fué bien, quitando los efectos secundarios que me dieron al principio. Intenté dejarla varias veces, me resistía a tener que depender de unas pastillas, pero siempre terminé volviendo. Ahora (por el contrario) me niego a dejar de tomar pastillas, me da igual depender de ellas porque creo que si no dependo de pastillas dependeré de libros de auto-ayuda o de infusiones o de….lo que sea.
La verdad es que llevo unos cuantos libros leídos y hace poco comentaba en este foro que mientras los leo me siento animada, pero una vez los termino….se acabó la auto-ayuda :)

Hace unos meses me diagnosticaron cancer, te lo digo por tu comentario de perderte cosas por culpa de la ansiedad, porque yo ahora me estoy perdiendo otras por culpa del cancer….y si no es por la ansiedad o el cancer, será porque te has roto una pierna y tienes que hacer reposo, y sino por lo que sea…. Es verano, han abierto las piscinas y mis hijos y yo éramos de los asiduos a ellas. Ibamos todos los días, yo tomaba el sol mientras ellos se bañaban, después me hacía unos largos, merendábamos…muchos días también íbamos a comer, pedíamos unas pizzas y nos poníamos bajo la sombra de un arbol. Este año es muy diferente, no puedo tomar el sol, no puedo pasarme tantas horas en la piscina ¡¡con lo que me gusta a mí estar morenita!!…hace 15 días que están abiertas y todavía no he ido.
Hoy me he enfadado conmigo misma por ponerme límites…mañana vamos a comer a la piscina. Se que no puedo tomar el sol, pues me pondré en la sombra, he engordado (bueno, me he hinchado por culpa de la quimio) y me siento fatal el biquini del año pasado, estoy horrible…pero voy a ir, tengo que ir.

Tienes un marido estupendo y nos tienes a nosotros, que créeme, te entendemos a la perfección. No pongas límites a tu vida, sea por la ansiedad o por lo que sea. Un abrazo