Qué nos dice la ansiedad: asertividad, valores y autoestima

De las diferentes causas o motivos que pueden provocar que la ansiedad aparezca, en este texto nos centraremos en aquellas relacionadas con la asertividad y los valores, y la repercusión que todo ello tiene en la autoestima.

La ansiedad, aún siendo sumamente desagradable, lejos de pretender mermar nuestro bienestar, viene a informarnos de algunos desajustes que está detectando.

Podríamos definir brevemente la asertividad como la capacidad/habilidad para defender nuestros derechos, expresar nuestras necesidades y manifestar nuestro malestar o desacuerdo (poner límites y decir no), respetando a su vez a los demás. La no asertividad se compone precisamente de lo contrario, y ocurre cuando la persona no pone límites, acaba haciendo cosas que realmente no quiere, no expresa o exige sus necesidades y antepone el bienestar de los demás al suyo. Si esto ocurre de manera puntual o poco frecuente, no tiene mayor repercusión. Pero si esta manera de relacionarnos con los demás es un tipo de comportamiento habitual, entonces si que puede desencadenar problemas. La ansiedad viene a avisarnos de este comportamiento habitual poco respetuoso y cuidadoso hacia nosotros/as mismos/as. Viene a decirnos que en realidad no estamos a gusto ni conformes con nuestra manera de actuar y con las repercusiones que se derivan, ya que la persona poco asertiva acaba demasiado a menudo involucrada en situaciones u obligaciones que no quiere, ni en realidad desea, poniendo por delante de ella el bienestar de los demás. La ansiedad viene a decirnos que nuestros deseos y derechos se están viendo afectados y que nos estamos alejando demasiado de nuestro bienestar y equilibrio.

Algo parecido ocurre cuando nos desviamos demasiado de nuestros valores. Es cierto que no siempre podemos actuar con la fidelidad hacia nosotros mismos/as que desearíamos, pero tal y como comentábamos con la asertividad, si esto es puntual, su efecto es menor y no hay mayor problema, pero si nos vemos abocados, bien por imperativos internos o externos a comportarnos y actuar lejos de nuestros valores, es probable que la ansiedad entre en escena. La manera como queremos vivir y compartir nuestra vida, relacionarnos con los demás y el entorno, nuestra manera de ver el mundo, conforman nuestros valores. Cuando estos valores se ven amenazados, solemos actuar para volver a ellos y retomar un camino en el que nos sintamos mejor con nosotros/as mismos/as. Sucede a veces que no percibimos que nos estamos desviando, o que no le damos la importancia real que tienen, o que nos vemos “obligados” a caminar en direcciones desviadas de estos valores. En esas circunstancias la ansiedad se activa para hacernos notar que algo está ocurriendo y que deberíamos poner remedio. Viene a decirnos que estamos “olvidando” o dejando demasiado de lado nuestra manera de ver la vida y aquello que le da sentido y significado.

Tanto la falta de asertividad, así como alejarnos de nuestros valores (siempre y cuando esto sea algo frecuente), pueden provocar, a parte de ansiedad, una baja autoestima. La autoestima tiene una íntima relación con la asertividad. Actuar respetándonos a nosotros/as mismos/as, conforme lo que deseamos realmente y en consonancia con nuestros valores fortalece nuestra autoestima y la confianza en nosotros/as. Y alejarnos de este autorespeto y valores repercute negativamente en ella.

Es importante resaltar que en este artículo nos hemos centrado únicamente en asertividad, valores y autoestima, pero que la ansiedad no se limita a aparecer exclusivamente cuando estos aspectos se ven comprometidos. La ansiedad aparece por múltiples causas y factores, y se manifiesta de diferentes maneras en cada persona. De ahí la relevancia de recibir una atención personalizada en relación a los problemas de ansiedad que la persona manifieste. Un tratamiento psicológico cognitivo-conductual, ofrece un contexto adecuado en el que se obtendrá un análisis y comprensión detallados de los problemas, así como estrategias y técnicas psicológicas “a medida” para superar esos problemas.

Realizar una terapia psicológica te ayudará a superar tu problema de ansiedad de una manera más rápida y eficaz.

Contáctanos y te informamos:

Clínica de la Ansiedad en Barcelona: 93 226 14 12607 507 097.

Clínica de la Ansiedad en Madrid: 91 829 93 92607 507 097.

Correo electrónico: info@clinicadeansiedad.com

Fuente: Clínica de la Ansiedad. Especialistas en el tratamiento de la ansiedad.[:]

This site is registered on wpml.org as a development site.