El miedo, la expresión emocional de la ansiedad

ansiedad y miedo regulación emocional

“La ansiedad se alimenta del miedo”. Esta es una frase que a menudo utilizamos en terapia en la Clínica de la Ansiedad, para que la persona con ansiedad pueda entender mejor los mecanismos que la generan y la mantienen. En la mayoría de los casos podríamos decir que no existe ansiedad sin miedo, aunque lógicamente puede existir miedo sin ansiedad.

El miedo es la emoción básica que origina, alimenta y mantiene cualquier problema de ansiedad.

  • En la fobia social la persona tiene miedo a hacer el ridículo, miedo a que los demás se den cuenta de su nerviosismo y piensen mal, miedo a no caer bien, miedo a decir una tontería…etc.
  • En la hipocondría la persona tiene miedo a morir o a padecer una enfermedad grave.
  • En los problemas obsesivo-compulsivos la persona puede tener miedo a contaminarse, miedo a que suceda algo grave si no realiza un determinado comportamiento, miedo a perder el control y hacerse daño a si mismo u a otras personas…etc.
  • En las fobias simples pueden haber miedos a los animales, a tormentas u otros fenómenos atmosféricos, a la oscuridad, a conducir, al avión…etc.
  • En la agorafobia el miedo es a experimentar ansiedad y no poder escapar u obtener ayuda, a los propios síntomas de la ansiedad, a lugares donde se ha experimentado ansiedad…etc.
  • En las crisis de ansiedad toma todo el sentido la frase “miedo al miedo”, es decir, miedo a experimentar el miedo que se siente cuando se tiene un ataque de pánico o crisis de ansiedad, o miedo a las consecuencias imaginadas respecto alguno de los síntomas (miedo al infarto cuando noto las taquicardias, miedo al desmayo si noto mareo o inestabilidad, miedo a sufrir un colapso por tanta ansiedad…).
  • En la ansiedad generalizada la persona teme que se hagan realidad sus preocupaciones catastróficas que se van al extremo de “todo irá mal, algo malo pasará, sucederá lo peor que temo”.

(Nota: esta explicación se centra en resaltar el papel del miedo en todos estos problemas, pero no explica todo lo que le ocurre a una persona que sufre uno de estos problemas. Existen otros factores implicados, diferentes para cada uno de los problemas, que ayudan a entender y definir el origen, mantenimiento y desarrollo de los problemas antes citados).

¿Y que suele suceder cuando tenemos miedo?

Como es una emoción sumamente desagradable para nosotros nuestra tendencia es huir de ella, escapar, o evitar aquello que nos produce miedo. Este mecanismo de escape o huida es muy lógico y adecuado cuando el miedo viene ante una situación realmente peligrosa, pero es contraproducente cuando no lo es. Huir acaba aumentando y manteniendo la ansiedad.

¿Qué podríamos hacer para que estos problemas no vayan a más y llegar a controlarlos?

Podemos utilizar dos estrategias para hacer frente a estos problemas. Por un lado “desmontar” los miedos, y por otro afrontarlos gradualmente. En la medida en la que podamos, afrontar poco a poco los miedos provocará que se vayan reduciendo. La manera de afrontarlos es siendo conscientes que debemos soportar cierto nivel de ansiedad al enfrentarnos, intentando hacerlo gradualmente para que sea tolerable para nosotros/as. Una práctica continuada podrá darnos buenos resultados. De otro lado, y paralelamente, tenemos que poner a prueba la veracidad de nuestros miedos, es decir, poner en duda si lo que pensamos es cierto o si lo es hasta el extremo al que lo llevamos. Podemos reflexionar sobre cuestiones como: ¿es muy probable que ocurra? ¿lo he pensado muchas veces y nunca ha sucedido? ¿que le diría yo a un amigo/a que estuviera igual de preocupado/a por esto? ¿estoy pensando en lo peor? ¿suele ocurrir lo peor?.

Poder hacer frente a los miedos y desmontarlos en muchas ocasiones no es una tarea sencilla, y no siempre se logra sin una ayuda profesional. Por eso en la terapia se aprenden una serie de estrategias y técnicas para lograr superarlos. De manera pautada y con la ayuda del psicólogo/a, se definen los pasos a seguir para superar estos problemas.

Realizar una terapia psicológica te ayudará a superar tu problema de ansiedad de una manera más rápida y eficaz.

Contáctanos y te informamos:

Clínica de la Ansiedad en Barcelona: 93 226 14 12607 507 097.

Clínica de la Ansiedad en Madrid: 91 829 93 92607 507 097.

Correo electrónico: info@clinicadeansiedad.com

Fuente: Clínica de la Ansiedad. Especialistas en el tratamiento de la ansiedad.