¿Se hereda la ansiedad?

 

Los trastornos de ansiedad muestran agregación familiar. Esto sugiere que individuos de la misma familia pueden estar compartiendo cierta predisposición heredada hacia este tipo de problemas psicológicos. Así, por ejemplo, tomando como base muestras muy numerosas de gemelos monocigóticos, los investigadores han llegado a la estimación de que la aportación genética en la ocurrencia del trastorno de ansiedad generalizada es del 38%, y del 44% en el trastorno de pánico.

Sin embargo, no se puede decir que exista un único gen que ‘cause’ ansiedad. De hecho, los trastornos de ansiedad aparecen como resultado de la combinación de diferentes factores, tales como rasgos heredados, estresores externos, experiencias vitales, etc. Tener un familiar que padezca un trastorno de ansiedad puede ser un factor de riesgo de desarrollar este tipo de patología, sin embargo, no implica que la persona siempre y en cualquier caso lo acabe padeciendo.

Por otro lado, en la génesis de los trastornos de ansiedad juega un papel muy importante la historia de aprendizaje del sujeto. Convivir con alguien que padece un trastorno de ansiedad puede influir en el niño no sólo a nivel biológico o genético. Estos familiares pueden servir de modelo de conducta a seguir e influir en él a través de lo que observe y aprenda en casa.

Videos ilustrativos:

 Bases genéticas de la ansiedad y la depresión. Programa Redes. TVE.

Estrés y genoma: interacción cuerpo-mente

Artículos relacionados