Chat de Ayuda Mutua

Está  destinado a personas que tienen problemas de ansiedad y pretenden comunicarse entre sí, en tiempo real, con la finalidad de apoyarse mutuamente.

Para acceder, pulse sobre la etiqueta “chat” visible en el menú superior de la página.

Para participar es necesario estar registrado. Puede hacerlo en la propia página de acceso, eligiendo un nick, una contraseña, e indicando un correo electrónico válido donde recibirá un  mensaje para validar el registro y hacerlo efectivo. 

Utilice un alias.  No publique datos personales (nombre y apellidos, direcciones, teléfonos).

Es importante participar no solo para solicitar o recibir apoyo, sino también para ofrecerle. Como chat de ayuda mutua  está basado en el principio de reciprocidad.

El contenido de los mensajes es responsabilidad única y exclusiva de quien los escribe, son manifestaciones a título personal, no debe dárseles otro valor o alcance. El contenido de los mensajes no debe tomarse como base para decisiones que afectan a la salud.

Es imprescindible usar un lenguaje correcto, amable, respetuoso y constructivo con todos y cada uno de los participantes. Es posible mantener conversaciones privadas, siempre dentro del uso y finalidad propias de este chat de ayuda mutua. Para hablar privadamente con otro usuario, pulse sobre su icono o nombre de usuario y se abrirá una nueva sala  a tal efecto.

Exprese su opinión sin prejuzgar, juzgar o descalificar. No trivialice sobre problemas, trastornos, tratamientos. Sea respetuoso con las personas  y  con los profesionales sanitarios.

No se permite la publicidad de productos o servicios, ni la apología de creencias o ideologías. Tampoco  el uso indebido  del  chat para fines distintos  de aquellos para los que fue creado. Clínica de la Ansiedad, como administrador, velará por el buen funcionamiento del chat, pero no se hace responsable de las opiniones o propuestas de los participantes, ni del  uso inadecuado o ilegítimo de este recurso comunicativo.

En el Chat de Ayuda Mutua  no intervienen especialistas. Debe tomarse con especial cuidado, y poner en entredicho, la participación de cualquier persona que se presente o intervenga como tal.

El chat no es el lugar adecuado para plantear, o buscar respuesta a situaciones extremas, límites, críticas o urgentes. En estos casos recurra a especialistas sanitarios, servicios sociales, o a personas con las que pueda comunicarse presencialmente. Son cuestiones que los participantes en el chat de ayuda no pueden asumir, por desbordantes, y que les pueden generar mucha angustia. Algunos temas -religión, política, aborto, suicidio, cuestiones étnicas- no son apropiados para este tipo de foros: fácilmente se polarizan y derivan en descalificaciones, insidiosas y de ningún provecho.

Clínica de la Ansiedad se reserva el derecho de admitir a los invitados. Su participación  podrá ser bloqueada si el administrador del chat advirtiera comportamientos que,  a su juicio, no siguen las normas y propósitos del chat. 

Conozca nuestras condiciones de uso y política de privacidad.