Programas de realidad virtual aplicados al tratamiento del miedo

 

La realidad virtual permite recrear o reproducir escenarios del mundo real mediante programas y equipos especializados. Es un recurso técnico y terapéutico de gran ayuda en la superación de diversos miedos: agorafobia, fobia a volar, claustrofobia, etc. Permite al paciente exponerse a las situaciones temidas, y actuar sobre ellas, en un ambiente seguro, donde puede explorar libremente, sentir, vivir y revivir, sentimientos y pensamientos, en la consulta, y sin sentirse observado por los demás.

El usuario dispone de diferentes escenarios, tales como recorrer un aeropuerto, viajar en avión, en autobús o en metro, pasear y comprar por unos grandes almacenes, pasar por un túnel, subir a un ascensor, etc. En cada uno de estos escenarios, el paciente tiene la oportunidad de interaccionar con el ambiente, donde podrá escuchar conversaciones, pedir la parada, subir o bajar del medio de transporte, coger un libro, hacer cola ante un mostrador y hasta enfrentarse a situaciones conflictivas con una cajera.

Siguiendo un procedimiento de exposición progresiva, graduando las situaciones para ir avanzando desde las ejecuciones más fáciles hasta las más difíciles, poco a poco, a partir del conocimiento y dominio que dan las interacciones de la realidad virtual, el paciente podrá enfrentarse al miedo en el mundo real.

La realidad virtual consigue un elevado sentido de presencia, es decir, la sensación de estar dentro de cada escenario. Esta sensación se da en función de diferentes factores. Un primer factor se refiere a los indicios perceptivos, que dependen, en parte, de lo rico y detallista que sea el ambiente, pero también de que se intente vivir e interpretar la experiencia como si fuera verídica. Un segundo factor es la inmersión, por ejemplo, en el cine nos metemos en la película gracias a una pantalla grande, las luces apagadas, el sonido envolvente, etc. En la Realidad Virtual, la inmersión se suele obtener mediante unos cascos y un equipo de proyección. El último factor, hace referencia a la interacción, que, tal y como hemos comentado anteriormente, hace del usuario un participante activo, con opciones de interaccionar con elementos del escenario: coger y dejar objetos, moverse por distintas situaciones, añadir gente, accionar aparatos, abrir y cerrar puertas…

Todos los estudios realizados hasta el momento indican que la técnica de realidad virtual logra cambios clínica y estadísticamente significativos en diversas fobias.

__________
Fuente: Estela Massagué. Clínica de la Ansiedad.

VideoRTVE-1. Comando Actualidad. Programa emitido el 22-10-2014. “Mala vida” (Problemas de salud mental incapacitantes). A partir del minuto 55:55 reportaje realizado en la Clínica de la Ansiedad, sobre tecnologías aplicadas para la superación de diversas fobias.

 

 

Video ilustrativo: Muestra Realidad Virtual aplicada al miedo a volar (Con realidad virtual se vería en tres dimensiones, no en dos como aquí)